martes, junio 07, 2011

Cosas de aritmética

Hablando con mi madre durante el almuerzo pude ver en sus ojos tristeza, me partio el alma, y me dejo pensativa, el paso acelerado que llevaba, se vio frenado, la vida esta llena de obstaculos, de desilusiones y de reacciones improvistas, nos toca levantarnos todos los dias y volver a comenzar, si tenemos suerte, algunas veces solo es encaminarnos, otras, cerrar el libro, y abrir otro, tomar una pluma y empezar a escribir nuevas páginas.

Todos los días, veo, siento y escucho cosas distintas, unas mas agradables que otras, reconociendo-me- en cada situación.

Existen decisiones que tomar, y pueden ser desgarradoras, te pueden noquear, pero debes continuar, programarte para sonreír y no dejar que esas desilusiones te lleven a la autodestrucción.

Hace un par de semanas atrás, me toco tomar una de esas decisiones, me dejo con el corazón vacío, con rabia y melancolía, me jure no volver a cometer el mismo error y hasta la fecha lo he cumplido, no es que no me duela, o no sienta, no, no... para nada, es simplemente el ser coherente con mi cabeza y corazón y decidir no volver a equivocarme.


Esito seria mis amigos/lectores, que ya no son muchos pero se que todavía hay quienes vuelven a este blog descuidado. Saludos que sonrían mañana y sea un día productivo.

3 comentarios:

Fher dijo...

Si entendí...diria que esas situaciones a las que te refieres no deberían tomarse tan friamente, calculadamente, esas situaciones son las que de alguna forma te FORMAN, te forman el caracter, y te enseñan, tomarlas fríamente...para mi sería simplemente resolverlas y yá! sin aprender de ellas. Cuidate!!! Salu2

utópico dijo...

yo vuelvo siempre!!

utópico dijo...

yo siempre regreso!!!