lunes, enero 25, 2010



En los sesenta, Benedict Fernández fotografiaba las protestas contra la guerra de Vietnam. Siguiendo las manifestaciones acabó en Chicago en 1966, donde escuchó en directo un discurso del reverendo Dr. Martin Luther King Jr, "el día que le tiraron un ladrillo a la cabeza"

 "Fue entonces cuando hice la foto del niño rubio con un cartel decorado con una svástica y la frase 'Quién necesita a los negros (Who Needs Niggers)'.
Entonces conoció a King en persona, pero no sería hasta abril del año siguiente que comenzara su relación amistosa con el reverendo.
Durante el último año de la vida de King, Fernández trabajó con él, haciéndole fotos de una belleza íntima, con el fin de producir un libro. Juntos comenzaron a hacer la selección de las fotografías.



"Nos hicimos amigos," dice Benedict con cierta melancolía. "Mientras trabajábamos, me enviaba a entrevistar a la gente que venía a verle, para ver 'qué quería esa persona blanca'. Mi trabajo era filtrar a la gente loca. King era muy accesible."

"Estábamos trabajando en el libro, y habíamos quedado el día 6 de abril de 1968 para continuar la edición," recuerda el fotógrafo, quien dejó a King para viajar a Nueva Jersey, donde iba a celebrar su cumpleaños el día 5.
Pero no hubo fiesta; King sería asesinado el día 4 en Memphis, Tennessee. "La siguiente vez que lo fotografié fue en el ataúd, el día 6."




El libro:



Su sitio web oficial: http://www.benedictjfernandez.com/

Lo que la gente en twitter dice sobre Benedict J. Fernandez:


Texto: noticiasjovenes.com

0 comentarios: