sábado, octubre 04, 2008



Exactamente no se que hora era, pero si recuerdo la felicidad que invadía cada parte de mi cuerpo, recorría desde la punta de mis dedos del pie hasta la punta de mis cabellos..

y así fue que le dije:
Sabes, yo en este momento me podría ir a cualquier lugar del mundo...
Que bello sentimiento.

5 comentarios:

Curucusí Ocurrente dijo...

"amaneció.. en santa cruz" diría en algún año nuevo pasado... jeje o ayer

lo bonito y lo importante es reincidir en ese sentimiento las veces que a uno le de la gana!

falamossss

Marty dijo...

Hasta... Australia! ;o) ;o) jeje

Libre... dijo...

Tan lejos?

Marty dijo...

Claro... cuando la Joup venga a Australia (donde vivo yo), estara solita conmigo. Hay metodo en mi locura.

lully desnuda dijo...

Me libera leerte así con aires de libertad. Esa sensación me da buena vibra y la siento mía. Sensación liberadora.

Un abrazo amiguis!