domingo, marzo 30, 2008

Confesiones de una esperanza olvidada



Es cierto yo de ti casi no se nada.

0 comentarios: