domingo, enero 06, 2008



el: ...yo soy inteligente.
joup: ¿y?

Ahi acabo la charla, el se levanto para servirse mas vino.
Me quede sentada en un gran sofa negro, pensando. Saque la libreta imaginaria y empecé a escribir su nombre, dibujando cada una de las letras. El lápiz estaba gastado y la libreta un poco mojada. Volvió al gran sofa negro junto a mi, me miro y dijo

el: No te cansas, ¿no?
joup: ¿de que?
el: de ser así.
joup: ¿tendría que? - sonreí-

Volvió a levantarse y esta vez de lejos, me dijo:

Me gusta recordarte.
joup: Que bien, a mi no me gusta recordarte.
el: ¿segura?
joup: Segurisima.

Salí de esa casa junto a mis libros, mis adorados libros que él había guardado en una caja junto al cuadro que pintó, ese cuadro donde estoy yo, mirando a la luna.

7 comentarios:

Caballero Blancö - Jorge Ferrufino dijo...

Aunque no comento mucho en tu blog aveces lo leo.
Aunque con ideas torpes como siempre tu sencibilidad me conmueve como siempre.

utópico dijo...

Quisiera primero corregir un poco el torpe castellano del caballero que me precedió, lo correcto es sensibilidad, no sencibilidad, pero bueno.
Me gusta el relato, no se precisa entrar en detalles que nos muestren lo que sucedió antes, no es necesario. A pesar de que todo el relato es en primera persona, me gusta mucho que el YO sólo aparezca al final del relato, en una dimensión que no es la real, es decir que sólo aparezca en un cuadro. Lo que conecta a todo es ese caminar pausado, hacia atrás, que a el le guste recordar a joup, y seguramente porque el recuerdo que guarda es el del cuadro, y no el de la joup del momento, porque como todo, incluso ella ha cambiado.
Me gusta que en tu relato vivan el recuerdo y el presente y estén en un constante conflicto. Al contrario de el caballero anterior, yo creo que es un buen relato. No se necesitan ígneas o ignotas palabras para hacer un buen relato, en especial si quieres que la gente te entienda.
Me dejaste mirando la luna, fuera de mi propia realidad. Saludos!!

Ely dijo...

la libreta imaginaria mojada y el lapiz gastado...
cuantas relaciones pueden terminar en un resumen asi...
Me gusta tu blog, que suerte que te pasaste por el mio. Saludos.

Juan jose dijo...

Quisiera primero corregir el torpe castellano del caballero que me precedió, lo correcto es sensibilidad para no intentar herir por letritas, y no lo digo por el autor del primer post sino por el hecho en si de reclamar propiedad en convenciones (lo que nos puede llevar a discursos infinitos) pero no podía dejar de lado la ironía de escribir sobre sentimientos en un cuento que comienza con

el: ...yo soy inteligente.
joup: ¿y?

y quedarse en una c, jejejeje no te lo tomes a pecho compadre.

Tu cuento muy bueno, pero me quedo la duda de que tan lejos estaba el vino? (no se hoy estoy medio gato)

Juan jose dijo...

* quedó, qué :)

Ricardo J. Román dijo...

Heeeeeeeeeeeeey, buenísiiiimo. Me encantó este post.

Te la botaste, linda.

Besos.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Qué bonito relato, has coseguido plasmar la fotografía de un momento.

Un abrazote, espejuca.