miércoles, enero 02, 2008

El hombre pestañas
Por Karen Heredia

Me gusta
Tu hablar pausado, sonrisa nerviosa,
Tu sensibilidad a flor de piel –que quieres disimular –
Ese tu hablar con las manos y tocarme con la boca
Eres un hombre pestañas.

Largas cual río amazonas,
Me entrego a ellas,
Negras, largas y seductoras.

Me miras –discúlpame-
Y no veo tus ojos,
ni tus labios o inclusive tus manos – fijación mía-

Me olvido por un momento de lo que dices,
Y sólo veo esas pestañas largas y negras,
Que te perjudican pues me distraen de tus labios

Al abrir de nuevo los ojos – los míos –
observo tu alma,
Eres dulce, misterioso, sereno e implacable
No sólo un hombre pestañas,
Pero ¡Oh Dios! como amo tus pestañas.




El Silencio Del Amor Eterno

Por Karen Heredia


Si aun respirar puedes, respira junto a mi,
Si querer todavia puedes, no te digo que quieras junto a mi,
te pido que ames junto a mi..

No te pido mucho,
no te pido nada que no estes dispuesto a dar,
el mundo confabuló para que yo este aqui,
para que en silencio yo te abrace de noche
y mi fuego se consuma junto a ti.

Este silencio puede ser [eterno],
al mirar la luna junto a ti
y jugar con el tiempo

ven a mi
quedate esta noche
mi cielo
juguemos a que el tiempo no camine mas.





1 comentarios:

utópico dijo...

me han gustado mucho.
hace tiempo que no leia sus poemas, y se nota que le sirvio mucho el tiempo.
Me gustan las pausas, los respiros que se toma entre verso y verso.

saludos!