jueves, agosto 30, 2007

Historias Joup - Un almuerzo familiar -

Luego de que mi mama impartiera su dosis de educacion diaria a las 7:20 am, al hablarle a mi primo de sus zapatos, la mañana transcurrio entre mi hermana pidiendo ayuda sobre estadistica y mi primo lavando sus zapatos cochinos jajaja, pooobre me dio pena :S rapidingo salio a lavarlos...pero bueno es nomaj a enseñarle.
Vino la hora del almuerzo...
Nos dirijimos a la mesa todos con un escudo jajaja por ahi nos salpicaba a nosotros mas pues mi madre llego del trabajo de pocas pulgas...

Comiendo tranquilitos, ninguna discucion, nada de nada... hasta las gatas decidieron no maullar...

No fue mas que mi hermano empezara a reir, el quinceañero se habia acordado de lo que escucho en el micro de venida a la casa.

Escenario: mi hermano parado en el micro, un borracho junto al chofer sentado. el chofer con cara de pocos amigos.

Borracho: Y esa vieja burra metiche, no sabe nada, como me va decir algo a mi, es una vieja IGNORANTA...

Joup's brother no pudo aguantarse la risa y contagio a todo aquel que habia escuchado al borracho hablar.


De repente la mesa se lleno de carcajadas y fue asi como el hielo se rompio....
mi madre se fue a su cuarto, perseguido de sus hijos y su sobrino... jajajaja, empezaron a contarles sus astucias inquietudes y peripecias habias y por haber... mimos van... mimos vienen....

saludos!

5 comentarios:

Fuzzy dijo...

Ayyyy mi madre es de esas que comienza tratando una y despues hasta el perro recibe su merecido jejejejej
Odiaba eso cuando vivia en su casa

Un abrazo

Polux dijo...

todavía hay vida en este país?


haha
me gsutó encontrar este lugar.

saludos

aus dijo...

a veces hace falta recordar que la vida en familia debe ser más amable que afuera; a veces una anécdota hace que todos se relajen; cómo me hacen falta en estos días las anécdotas. pasé a saludar.

Carlos Santa Cruz dijo...

Las cosas mas sencillas son las mas preciadas, celebremos las anédecdotas entonces, en especial si hace mucho que no degustaba como suenan las palabras de una mujer de nuestra patria. Desde Buenos Aires, para tí, un saludo grande

. . . Y gracias por las historias

Carlos Santa Cruz dijo...

Perdón corrijo ese HORROR, "Anécdotas" quise decir, no ese anagrama excedido de letras jejejeje,
saludos