miércoles, marzo 22, 2006

once y cuarenta y siete


Si, son las once y cuarenta y siete de la noche..

Hay dias en los que no entiendo nada de lo que pasa a mi alrededor..
no entiendo las miradas,
no entiendo las propias palabras,
no entiendo nada.

Una de las cosas que detesto es ir al salon de belleza, detesto los jalones de pelo al cepillarmelo,
a la manicurista cuando a ratos le falla el pulso y termina lastimandome los deditos.
Lo que si entiendo es a las masajistas cuando se cansan, uyy aquellas personas que han dado masajes saben a lo que me refiero.
pues yo ahorita ando divagando, y que mejor lugar que este, mi espacio, mi casita prestada..
si prestada porque pronto (si Dios quiere) tendre una casa nueva, mia.

que bello peinado no?, me gusta.

Las personas somos muy complejas, pero alguien me dijo que depende de nosotros hacer la vida mas facil o complicarselas y complicarnosla.
Gracias a todos por sus comentarios.
Mi conejo y yo andamos super felices, a pesar de mi crisis existencial que tengo a ratos, propias de mi edad, y su cansancio por el trabajo y el clima de scz.
Bueno debo irme a dormir.
mañana es un dia nuevo.
Son las once y cincuenta y siete.

Este es un poema que escribi hace poco (
21 de Marzo de 2006, 09:06 Hrs.)
bajo :
Pudiste Ser
Nada mas que una ilusión

Ilusión

Por Karen Heredia

No hay mas vil y desagradable sentimiento
que el desengaño,
el tragarte tus propias ilusiones,
escupirlas y verlas tiradas en el piso.

Puedes escupir sangre,
vomitar despecho,
a nadie le importará,
si...

Vomitas tu ser,
mientras lloras afuera, en la acera,
lloras y te indignas,
dices nunca más,
pero luego de cinco horas,
vuelves adentro, por más.

Sangre roja que corre por la calle,
ilusión de madrugada de alguien enfermo.
Sangre roja que corre por la calle,
te asqueas y sigues sin preguntar
¿por qué? o ¿de quién?

Agarras fuerte tu cartera de 80 $
comprada en rebaja,
esquivas mi sangre y te vas...


4 comentarios:

jorge angel dijo...

Hay que asesinar a las ilusiones, son todas falsas, no existe ilusión buena, alguna vez fui asesino de ilusiones, hoy no queda ninguna entre mis dedos y las lágrimas huyeron de mis ojos con la última de ellas.

besos

Ito dijo...

Lo existencial de la vida pasa por entender que no entiendes nada de la vida pero te gusta vivirla y ser feliz con ello, lo demas y lo inentendible es eso que nos da a los seres humanos cada que se nos baja el animo, y pretendemos volverlo de vida o muerte mas alla de eso es solo un bajon q pronto pasara, despues de una tormenta siempre vuelve la calma...

Beshos mi Ita, y te entiendo no lo olvides...

Sergi dijo...

Gracias por tu tiempo y tus ganas. Ya había entrado aquí algunas veces desde "la costilla incómoda", pero a veces soy albatros que planea silencioso y observa, sin dejar rastro.

Me encanta el peinado de la foto.

Eso de enmarcar un impulso entre dos puntos horarios me recuerda a cosas que hacía antaño, como revelando la inmediatez, la falta de premeditación.

No sé por qué creo que eres de mi añorado y recordado Chile (pasé tres meses allí hace diez años), tal vez por quienes nos "unen", pero lo seas o no, me gustaría que leyeras este antiguo cuento, te pongo debajo el código de enlace de la primera de las tres partes, las otras dos, pues tan sólo bajando con el scroll...

Un saludo patagónico (vamos, de huella enorme ) ;-P

http://blogs.ya.com/alasdealbatros/200409.htm#107

peyote dijo...

me gusto tu peinado, una ves en una clase de teatro izimos un circulo y todos nos damos majsaes los unos a los otros, fue una extraña sensacion , bueno un abrazo